miércoles, diciembre 20, 2006

31. EN LA INOPIA (19 jn 06)




El verano pasado me llamó Fátima Ruiz , una estudiante de Proyecto Final de Carrera en la Universidad de Nantes (aunque de origen calagurritano y formación en la Escuela de La Coruña) para pedirme opinión sobre el concurso de las viviendas de Europan. Había leído el artículo “Superestructuras de Infradiseño” (elhAll 76) y pensó que mi crítica podía ser una buena base de orientación para su propuesta. Tomamos un café en el Espolón comentando la locura del nudo de la Estrella y llegamos a la conclusión de que si ahí se quería hacer ciudad con viviendas, cualquier solución sensata tendría que empezar por replantearse el rediseño del nudo viario y una mejor economía de espacios.

Mal asesor se buscó, -pensé cuando ví el proyecto premiado allá por el mes de marzo. Era justo lo contrario de lo que nosotros acordamos. ¿No querías nudo? ¡Pues nudo al cubo! ¿Te perdías antes cuando intentabas salir a Zaragoza? Pues con el espaguetti ganador puedes acabar en casa de un amigo.

No es lo malo que los arquitectos jóvenes que se presenten a Europan estén mal de la cabeza. Lo que desmoraliza es que en el jurado estuviera aquel gran profesor, Manuel Solá-Morales, que nos enseñó urbanismo estudiando la integración urbana de los barrios de coreas o denunciando la zafiedad proyectual de los barrios de vivienda masiva de los Polígonos del Ministerio de la Vivienda. También estaba en el jurado ahhhhhh, Federico Soriano, el premiador de la rotonda-huevo-frito del concurso de soterramiento. Ya se le ve va viendo cómo le gustaría dejarnos Logroño...

Como casi siempre en estos casos, la prensa puso su habitual nota de humor (fórmula que con tanto éxito copié en el LHDn10 a propósito de la broma del Museo de Logroño y Moneo i Monís). El titular de las declaraciones de Musitu decía: “Integra el aprovechamiento residencial y se crea un parque”. (LaRioja 4 de marzo p14). Para ahondar en la reflexión arquitectóncia a Luis García del Valle, Director General de la Vivienda, le ponían en letras grandes: “Se ha hablado de Logroño en todos los foros europeos de concurso”. Magnífico.

Como si fuera un periodista publicista, Jesús Alfaro había escrito poco antes en elhAll93: “Se trata de un jurado de indudable solvencia, cuyas conclusiones seguramente a ninguno de nosotros dejará indiferente”. Para rematar la faena concluía el artículo con esta frase: “Sin ninguna duda se propiciará un interesante debate entre profesionales y profanos, puesto que ninguna manifestación urbana, arquitectónica o, en definitiva, cultural, resulta despreciable”. Sin ninguna duda... interesante debate...
En asunto de ganar premios, reconozco que yo estoy en la inopia. Pero en asuntos de arquitectura hay otros que parecen estar en un guindo. No sé cómo vamos a poder debatir así.